La historia de la Osteopatía, nace el 22 de junio de 1874 en los Estados Unidos de América, de la mano de su creador Andrew Taylor Still (1828-1917).

Durante una epidemia de meningitis cerebroespinal, el Dr A.T. Still pierde a cuatro hijos y, el mismo año por otra enfermedad común de la época, también pierde a otra de sus hijas.

Estos hechos dolorosos parecen ser determinantes en su toma de conciencia de los límites de acción de la medicina clásica y de los medicamentos. A raíz de ello, llega a convencerse de que la ingestión de medicamentos crea para el paciente más inconvenientes que ventajas. Se enraíza en él la duda y se vuelve un defensor de la higiene y de la medicina natural, frecuentando a los indios y a los chamanes del área para profundizar en sus métodos de cura.

Estos sucesos marcan su definitiva ruptura con la medicina alopática y los origenes de la historia de la osteopatía, a la que vuelve resueltamente la espalda, para intentar buscar los fundamentos de una nueva medicina más acorde con las leyes naturales y, sobre todo, más eficaz en las enfermedades graves e incurables y en los disturbios crónicos de la época.

Después de varios años se instala en Kirksville, donde su reputación de médico osteópata rebasa pronto las fronteras del Estado.

Ante el creciente número de peticiones de tratamiento y no pudiendo hacer frente a ellas, enseña la osteopatía a sus hijos como primeros estudiantes de osteopatía, iniciándose así la historia de la osteopatía.

A.T.Still funda en 1882 la primera escuela de osteopatía del mundo, la «American School of Osteopathy», en Kirksville, donde enseña, además de las ciencias fundamentales, anatomía y fisiología, sus teorías sobre salud y enfermedad, y el método que había creado y perfeccionado.

En 1917, Andrew Taylor Still fallece a la edad de 90 años.

Antes de su fallecimiento A.T.Still publica cuatro libros:

¿Tienes alguna duda o comentario que hacernos?

Contacta con nosotros